[Especial] Alexandre Aja: Terror a la francesa

Es de suponer que el 7 de Agosto de 1978 nadie imaginase que el recién nacido Alexandre Aja fuese a colocarse entre los autores más influyentes en el género de terror de los últimos años, y esque este director Parisino de nacimiento ya consiguió labrarse una reputación y un considerable éxito con su ópera prima dentro del mundo del terror Alta tensión (con la que consiguió aparecir en la revista Variety como uno de los 10 directores a seguir). Anteriormente, Aja dirigió Over the rainbow, un excepcional cortometraje en blanco y negro que le hizo ser candidato a la Palma de oro en Cannes y Furia, un drama de ciencia ficción basado en el relato Graffiti escrita por Julio Cortazar.

Pero, ¿cómo fue su inicio en el mundo del terror?

En pleno siglo XXI cualquier aficionado al mundo del terror mira a su alrededor y contempla desolado una falta total de originalidad y, ya no solo eso, sino de calidad, intensidad y espectáculo visual; muchas de las producciónes de terror que llegan a nuestras pantallas hoy en dia son “capadas” para adaptarse a calificaciónes por edades de tal manera que no corresponden con el contenído original de las cintas y la falta de creatividad obliga a los nuevos (y no tan nuevos) realizadores a tirar de la filmación de remakes de películas que en su día fueron clásicos con el objetivo aparente de destrozarlas.

Pero en el 2003 llegó Alexandre Aja y, ofreciendonos más de lo mismo, consiguió despertar un interés movido por la contundencia, la efectividad, el realismo y la estética que desprendía su incursión en el mundo del terror: Alta tensión.

 

 

[Crítica] Alta Tensión: Aja se destapa.

No innova, actualiza; no descubre nuevas fórmulas, argumentalmente hasta el ¿sorprendente? e innecesario giro final tampoco muestra nada nuevo, pero Alta tensión tiene ese “algo” que hace que una película que podria parecer mediocre, sea una maravilla para los sentidos. Pero para los sentidos de un aficionado al terror, porque esta película no puede ser visionada por todos. Me explico.

Si le mostramos esta película a un espectador medio, aficionado a la comedia romántica y cuyo acercamiento al género de terror fue Scream, es posible que se horrorize y salga echando pestes de la película increpando lo “cutre” que resulta y lo exagerada; no obstante, para alguien más inmerso en el mundo del terror, esta película nos muestra lo que en los últimos 10 años (como mínimo) no ha llegado a conseguir casi ninguna otra obra del género: Angustiar, entretener y hacernos pensar que no es más de lo mismo, sino “lo de siempre, pero planteado de la manera tan genial que siempre nos ha gustado”.

Pero vayamos al grano.

 

Tras una escéna de felación necrófila, nuestra protagonista Marie (interpretada más que correctamente por la galardonada Cécile de France) y su íntima amiga Alex, llegan a la casa que los padres de la segunda tienen en pleno campo, rodeada por unos maizales y alejada de la mano de Dios con el fín de estudiar. Tras instalarse en el caserón, un individuo interpretado por el icono francés Philippe Nahon irrumpe en la estancia dando comienzo a un gore-fest en el que Alexandre Aja no ha puesto ninguna intención de suavizar o sugerir ninguno de los asesinatos, pero sin perder la clase y la estética que reinan durante toda la película con una fotografía muy buena y una iluminación siempre adecuada. A partir de este momento, Marie comienza su particular lucha por sobrevivir, y por ayudar a su amiga Alex, mientras el misterioso asesino continúa su masacre.

Como vemos, argumentalmente no es nada del otro mundo, la familia asaltada, la enorme casa rodeada de maizales, la práctica ausencia de civilización en el entorno… todo es muy propio de las películas de psychokillers de los setenta y ochenta, lo que nos hará recordar desde Viernes 13 hasta La Matanza de Texas.

Los efectos especiales corren a cargo de Gianetto de Rossi (quien se llevó el premio de Mejores efectos de maquillaje en Sitges 2003) y son tal cual Aja plantea la película: Realistas, contundentes y efectivos. No nos extrañará ver decapitaciónes, deguellos y demás lindezas salpicadas por litros de hemoglobina y materia cárnica, de manera elegante pero brusca.

Otro de los aspectos positivos de la película es el empleo del sonido. El director no se sirve de repentinos golpes de música o violines inquietantes para asustarnos o guiarnos hacia el susto, manteniendo un toque elegante en las escenas más truculentas. En cuanto a la banda sonora, Aja cuenta con Muse para aderezar alguna escena, y contar con grupos tan consagrados y de tal calidad, siempre es de agradecer.

La única pega que se le encuentra a esta cinta de terror es el giro argumental (algo previsible si se es un poco avispado) que acontece en los últimos minutos de metraje, en los que se intenta dar factor sorpresa al argumento sin necesidad alguna, ya que partes de lo mostrado hasta el momento pierden fuerza, o toda lógica, además de mostrar un tono dramático innecesario en los últimos 10 minutos de film.

En resumen, Alta tensión reúne todos los elementos que hicieron grandes a las películas de body count de hace dos décadas, pero mostrándolos de tal modo que hace que esta cinta parezca fresca, renovadora y muy efectiva. Sin hacer alardes de originalidad y con un giro final en el argumento bastante innecesario, gustará a los seguidores del género de terror, y es posible que agrade tambien a los que no suelan visionar películas con este contenido. Brillante.

PUNTUACIÓN: 7.3

 

 

Tras Alta tensión, Aja comenzó a mover hilos y, mostrando su fascinación por los clásicos de terror consiguió contactar con el muy criticado, pero tambien reconocido director Wes Craven, quien en 1977 aterró a medio mundo con Las colínas tienen ojos, cinta de producción bastante humilde en la que un grupo de mutantes caníbales asedian a una familia que toma un camino por el deseirto en unas vacaciones a bordo de una caravana. Pues bien, apoyado por uno de los grandes del terror, Alexandre Aja se aventuró en el requemado universo de los remakes. Muchos temblaron, temieron que de la cinta original del 77 se hiciese un destrozo semejante a los refritos de Terror en la niebla o Terror en Amityville, pero… ¡no! Hubo sorpresa y de la unión entre Alexandre Aja a la dirección del proyecto y Wes Craven produciendo este remake, ha surgido una cinta que de nuevo hace que Aja nos devuelva la esperanza en el género de terror.

 

[Crítica] Las Colinas Tienen Ojos: Mutantes con cara nueva.

¿Qué ocurre si juntamos a Wes Craven, a Alexandre Aja y a Greg Nicotero en una producción de terror? Pues que obtenemos una cinta que sin llegar a ser brillante al cien por cien, consigue lo que no han conseguido los insufribles remakes que nos han llegado en los últimos 6 años (exceptuando la excelente Amanecer de los muertos): Superar a la original, ya no hablando en base a los efectos o a los medios, sino en hacer sentir auténtico terror al espectador.

Situémonos.

Una familia típica americana, los Carter, conservadora y religiosa decide irse de vacaciones a San Diego, pero para estrechar lazos entre sus miembros, el cabeza de familia decide realizar el viaje en caravana y a través del desierto junto con su esposa, su hijo, sus dos hijas, el marido de una de ellas y su nieta recién nacida .

Lo que desconocen es que, en ese camino que han tomado a través de las siniestras colinas que pueblan el paisaje, habita un grupo de mutantes ávidos de carne humana que les harán pasar la peor de las calamidades, ayudando al espectador a vivir una de las experiencias más angustiosas que nos ha ofrecído el género de terror en los ultimos años.

Argumentalmente, no difiere en casi ningún aspecto respecto al clásico setentero dirigido por Craven, es directa, sencilla y promete diversión a raudales para gente que sea poco aprensiva y de estomagos fuertes, porque, tanto la recreación de los mutantes como las escenas de mutilación, muerte, y demás lindezas están aderezadas con el gore y los efectos de maquillaje que solo Greg Nicotero (que ha participado en películas como Reservoir dogs, Hostel o Posesión Infernal II) y otros pocos afortunados pueden recrear de tal manera. Explícita y cruel, Las colínas tienen ojos se convierte en un ejercicio que recrea el terror que se debe sentir en cada una de las situaciones que plantea, gracias a una cámara en constante movimiento (pero que no llega a marear como en El proyecto de la bruja de Blair) y unos planos picados y contrapicados que hacen las diversas calamidades que sufren los protagonistas más angustiosas si cabe.

El apartado sonoro puede ser criticable, debido al exagerado uso de la música y los efectos que, si bien en la escena en la caravana (que comentarémos mas adelante) resultan acertados y consiguen ennervar al espectador, en el resto del film puede prescindirse de ellos. Eso si, es una delicia ver como se introduce la historia a ritmo de The mamas and the papas.

Puede que al comienzo la película parezca algo lenta, ya que el director francés se lo toma con calma para presentarnos a los personajes que, si bien respetan ciertos clichés de los que parece que el género no va a librarse nunca, muestran un punto de humanidad que consigue que suframos lo mismo que ellos mientras visualizamos sus calamidades, pero una vez que la presentación termina comienza un espectaculo visual que translada a la pantalla la sensación de supervivencia, de angustia y de horror, y todo salpicado por un gore delicioso que hará las delicias de los amantes de la casquería.

En mi opinión, el punto álgido de la sensación de angustia en la película, e intentando no escribir demasiados spoilers, es la escena en la caravana, en la que con fuertes estridencias sonoras, unos mutantes asaltan el, hasta entónces, pacífico campamento improvisado de los Carter asesinando, violando y destruyendo todo lo que encuentran a su paso.

Y hablando de violaciones, quiero recalcar que me parece completamente absurdo que pueda aparecer en una película cualquier típo de muerte horrenda recreada visualmente de manera extremadamente explícita, y que una violación tengamos que imaginarla a través de la observación de una mano aferrandose a una cortinilla. Y no digo que no sea efectivo ese recurso, ni que haya que pasarse de explícito al dirigir una película, sino que tiene delito que en Estados Unidos podamos ver masacres sin ningún tipo de censura, y que luego enseñar una teta pueda ser motivo de una calificación por edades exagerada.

Eso si, no esperéis un final sorprendente y, mas o menos perturbador como el de Alta Tensión. Aquí Aja da rienda suelta al deseo del espectador más simplón dotando a la película de un final digno de producción Americana sobre desastres naturales, perro incluido.

En definitiva, Las Colinas Tienen Ojos es un remake más que decente de la cinta original que consigue lo que muchas producciones de terror no han conseguido en los ultimos tiempos: Angustiar al espectador y hacer sentir auténtico terror, todo esto gracias a unos efectos de maquillaje impresionantes de la mano de Greg Nicotero, a una mano más que visible de Wes Craven y a un director, Alexandre Aja que consigue no copiar, sino reconstruir la original del 77 de tal modo que no la añoremos.

Una gozada para pasar un mal rato.

PUNTUACIÓN: 8.1

 

 

 

Y hasta aquí llega la obra y milagros del director Parisino Alexandre Aja.

Eso si, ya están anunciadas dos nuevas obras que dirigirá: Las colinas tienen ojos II, que según parece no seguirá el argumento de la segunda parte de la original de Wes Craven, para el año que viene, e Into the mirror, una nueva producción de terror.

Estaremos siguiéndole la pista a este prometedor director de 28 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

~ por Meccus en julio 18, 2006.

2 comentarios to “[Especial] Alexandre Aja: Terror a la francesa”

  1. Bravo meccus, bravo, no conocia a este director y la peli de “Alta tensión” pinta bastante bien, tengo curiosidad de ver ese final inesperado al que te refieres, pa’la mula va xDDDD

  2. Demasiado “asquerosillo” para mí, pero en fin. Pichón, ya tienes tu enlace desde http://www.chochitopelao.com 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: