[Review] Shadow of the Colossus

Olvidad todo lo que hayais jugado hasta ahora. Olvidad todo lo que hayais sentido hasta ahora. Olvidad todo lo que hayais visto, oido o experimentado, porque una vez que hayais terminado Shadow of the Colossus, descubriréis que cualquier experiencia pasada en el mundo de las consola no fue ni la mitad de la experiencia que supone jugar al último juego del Team Ico.

Hagamos memoria. En el año 2002, allá por el mes de Marzo, llegó a las PS2 de territorio PAL un videojuego que sin ningún tipo de alarde técnico ni publicitario, se situó tanto en base a público como a crítica en los primeros puestos de las listas de todo el mundo, convirtiendose en un juego de culto, una auténtica obra maestra. Ese juego fué Ico. Un título que consiguió cautivar al jugador (cuanto menos casual mejor) sin necesidad de una jugabilidad adictiva, un desarrollo frenético o unos gráficos de infarto; tan solo necesitó mimo, un fuerte componente emotivo y una historia preciosa.

Tras el éxito que supuso Ico, Fumito Ueda, a la cabeza del Team Ico comenzó a desarrollar Nico, que sería la secuela del anterior, pero el proyecto comenzó a cambiar de nombre (se barajó incluso Wanda and the Colossus) para dar lugar al DVD que llegó a nuestras manos no hace mucho tiempo: Shadow of the Colossus.

Imaginad un mundo inmenso alejado de cualquier tipo de civilización. Imaginad lagos, desiertos, bosques, cuevas, montañas y valles; todo ello de una belleza inconmensurable. Imaginad 16 enormes Colosos vagando por esas tierras y un guerrero llamado Wanda que, con la única compañía de su corcel Agro, deberá vencerlos.

Con esas sencillas pautas, Fumito Ueda ha conseguido volver a encoger nuestros corazones una vez más en este juego de dimensiones épicas, que posee una factura técnica y argumental impecables.

Nosotros controlaremos a Wanda, un guerrero que tras un largo viaje hasta la tierra en la que se desarrolla el juego, deposita el cadaver de una bella mujer de la que no sabemos nada sobre un altar, y hace un pacto con los dioses que pueblan el lugar para resucitar a la fallecida. Los dioses acceden a revivirla, siempre y cuando Wanda acabe con 16 colosos que pueblan el vasto mundo que le rodea. De este modo, nuestro protagonista, guiado por una espada mágica que proyecta luz hacia los puntos del escenario en los que se encuentran nuestros enemigos y a lomos de su caballo Agro se embarcará en una aventura impresionante en la que permaneceremos boquiabiertos desde el primer combate hasta el último.

Jugablemente el título ofrece muy pocas opciones de control. Es sencillo e intuitivo, pero al principio (especialmente en lo que al control de Agro respecta) se hace un poco duro. Tendremos un botón para interactuar con el caballo, otro para dar estocadas, otro para proyectar luz, para agacharnos, saltar, cambiar de arma y agarrarnos a los salientes. Tras los primeros combates el control se hace muy intuitivo y realizaremos las acciones necesarias prácticamente de forma automática.

Lo que esta aventura nos propone es viajar de un lugar a otro del enorme escenario buscando al Coloso que los dioses nos han indicado y acabar con él, para, tras ello, regresar al templo y repetir la operación con un Coloso distinto. Parecerá insuficiente y poco profundo, pero lo cierto es que el juego no se hace repetitivo en ningún momento. La grán variedad de colosos, entre los que tendremos aéreos, marinos, terrestres, subterraneos… facilita mucho la diversidad del juego; además del hecho de que para acabar con cada coloso hay que pasar un buen rato pensando en dónde están sus puntos debiles, cómo acceder a ellos y cómo conseguir encaramarnos a los ariscos y violentos seres gigantescos. Precisamente en ese componente de improvisación para acabar con las bestias radica la gracia del juego; y si conseguimos disfrutar de este aspecto, no saldremos decepcionados en absoluto con Shadow of the Colossus.

Gráficamente el juego es una verdadera maravilla. Los que llevamos años jugando con videoconsolas jamás habríamos imaginado que algo así fuese capaz. Unos escenarios gigantescos, variados y detalladisimos al estilo Ico nos dejarán perplejos mientras avanzamos a lomos de Agro a través de ellos, sin ceder ni un momento ante posibles errores de clipping o popping. Bosques, rios, montañas, gargantas y edificaciones estarán perfectamente recreadas al milímetro, ayudando con sus dimensiones y detalles a crear ese ambiente épico y magnífico que envuelve al juego. Tanto Agro como Wanda poseen unas animaciones perfectas, sin ningún tipo de error de coordinación con nuestras pulsaciones en el mando, delicioso.

Pero ahora comentemos el acabado de los auténticos protagonistas del juego: los Colosos.

Enormes, devastadores, salvajes y dotados de un toque de humanidad que hace que al acabar con ellos se nos encoja el corazón contemplando su agonía. Cada coloso es un mundo, diferente, con un comportamiento completamente opuesto al anterior, de movimientos torpes y lentos, pero a la vez fluídos. Todos tienen en común su pelaje y su capa externa de roca. Pero sus comportamientos y sus medios son muy distintos. No entraré en comentar algun ejemplo de Coloso que presente el juego para no destriparos la sorpresa. Solo decir que son gráficamente perfectos, espectaculares y dan lugar a escenas de acción (desde el primer coloso hasta especialmente el último) nunca vistas anteriormente; su escalada y posterior muerte es de lo mejor que veréis en esta generación que nos deja poco a poco.

Y llegando al apartado sonoro. ¿Qué podemos decir de un juego realizado por el Team Ico?

Pues solo podemos esperar melodias orquestales épicas, que harán que se nos salten las lágrimas en los momentos más dramáticos, y que harán que saltemos del sillón con la carne de gallina cada vez que pasemos por un momento de acción salvaje contra algún Coloso. Sin mucha variedad de composiciones no llega a hacerse repetitiva y esque es uno de los apartados estrella del juego.

En definitiva, Shadow of the Colossus es, ya no una obra maestra, sino LA obra maestra de los videojuegos hasta la fecha. Sorprendente, espectacular, y con una historia de la que sabremos más bien poco hasta derrotar al coloso número dieciseis al estilo Ueda, este título conseguirá despertar algo en nuestro interior. Nos hará emocionarnos, desencajará nuestras mandibulas en cada escena de lucha contra los Colosos y conseguirá que nos dé muchisima lástima acabar con la última bestia, sabiendo que no podremos disfrutar de nuevo de una experiencia tan sensacional hasta dentro de mucho, mucho tiempo. Absolutamente imprescindible.

 

Puntuación:
Gráficos: 96
Sonido: 95
Jugabilidad: 97
Diversión: 97
TOTAL: 97

 

 

 

 

 

 

No se puede resumir más este videojuego que con una palabra. Extraordinario. Aunque aún así te quedas corto. Debo decir que es lo mejor que he jugado en toda mi vida (junto a algún privilegiado, como Metal Gear Solid) y que nadie, nadie en absoluto debería dejarlo pasar. No apto para casuals que puedan achacar que su desarrollo es muy espeso y repetitivo, cualquiera que sepa apreciar el ARTE, sabrá disfrutar al cien por cien la grandeza de este Shadow of the Colossus. Verdaderamente maravilloso.

Anuncios

~ por Meccus en agosto 31, 2006.

4 comentarios to “[Review] Shadow of the Colossus”

  1. A hacer estos juegos es a lo que tenian que dedicarse las compañias, en vez de empeñarse en hacer la misma bazofia una y otra vez, solo que subiendo los requisitos.

    Esperemos que en la wii se vean muchos juegos de este estilo.

  2. Oído cocina, habrá que jugar pues.

  3. Buenas!

    Sólo quería decir que estoy de acuerdísimo en la valoración del juego: me encantó y se lo recomendaría a todo el mundo porque es un juego único.

    Pero ya que paso por aquí, decir que hay un par de cosas equivocadas: Ico no fue un éxito, ni mucho menos, al menos en ventas. Todo lo contrario. Fue con el tiempo que fue adquiriendo esa fama de “mito”, pero cuando salió la mismísima HobbyCostras le cascó un 82 (mala revista, lo sé).

    Por otro lado, Wanda and the Colossus no sólo fue un nombre que se “barajó”, sino que es la traducción directa del verdadero nombre del juego en Japón (“Wanda to kyozu”). Y aunque gráficamente el juego es impresionante los bajones de framerate afean bastante el apartado visual. Deseo tener una Playstation 3 para ver si con suerte “arregla” ese fallo del juego, crucemos los dedos.

  4. Es el mejor juego de la historia de los videojuegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: